Ojalá sea un hasta luego.

Antes de partir, ella le dijo:
Una vez me dijiste que “siempre llega alguien mejor”, pero lo que pasa es que yo no quiero esperar a que llegue alguien más, porque ese alguien sos vos. Lo que pasa es que, yo quiero intentarlo con vos.

Luego de esas palabras y entre lágrimas que recorrían sus mejillas, se miraron a los ojos, se abrazaron y se besaron como si fuera a ser la última vez.

Tal vez sea un hasta pronto, los dos pensaron sin decirlo. Aunque también pensaron que tal vez no vaya a haber un después.

Lentamente cada uno tomó su camino, intentando no mirar atrás, como si ello fuera posible.
CRE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: