Aún no es tiempo de irse.

En realidad, todo lo que hacemos, amor, es mágico. No necesitamos hacer mucho. Porque todo lo que hacemos se siente como si estuviéramos en una de esas fotos de atardeceres de colores cálidos que tanto nos gusta, como si fuese un sueño, del cual no queremos despertar. Y no necesitamos más, la llama esta encendida,Sigue leyendo “Aún no es tiempo de irse.”