Y no te olvido.

Fuimos fugaces y fuimos fuego que cenizas esparcidas dejó. Por eso, no te olvido. Porque, ¿Cómo podría olvidar esos instantes en los que me encontré a mi a tu lado? ¿Como podría olvidar tu sonrisa y tu piel al hacer el amor? ¿Como podría olvidar tus ojos fijos sobre los míos sin decir nada, sintiendo tanta conexión? ¿Cómo podría olvidar esos abrazos silenciosos que gritaban un mundo de emociones?
Como olvidar las noches en las que hablamos de la vida, de los males y de las pasiones. Si cuando hablabas de éstas últimas tus ojos brillaban a la par de los míos. ¿Cómo olvidar cuando nuestras respiraciones se mezclaban entre latidos cada vez más fuertes?

Pero, te fuiste y no supe que hacer con todo esto. Así que una parte tuya la guardo en un rinconcito oculto de mi corazón. Porque te fuiste y yo me quería quedar contra todo pronóstico.

Te fuiste sin avisar y yo no te olvido, ¿Y vos a mi?

CRE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: