Un amor, un amanecer. Amor de verano.

Nos sentamos en la arena, me sentia como adormecida entre tanta paz, como si estuviera soñando. Nuestros pies se enterraban en la arena y nuestras manos se entrelazan sin querer queriendo. Contemplamos el amanecer por unos minutos y nos contemplamos a nosotros también, como si nos fundieramos en él. Nos besamos sin besarnos y luego despertamos. Cada uno siguió su camino y no nos volvimos a ver.

Pd: capaz fue solo un sueño, pero que lindo.

CRE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: