Después no hay después.

Después, después no hay después.
Después esa flor ser marchitó por no ser regada.
Después ese atardecer se oscureció. Después el café se enfrió, la lluvia paró, el agua del mate se hirvió. Entre despueses se pasa la vida de los que no arriesgan y no entienden que después no hay después.
Que hay momentos que son ahora o nunca y que lo peor que puede pasar es que nos equivoquemos y aprendamos. Si entendiéramos realmente qué después no hay después, viviríamos mucho más el día a día, más concientes y felices. Haríamos más las cosas que sentimos dentro y lo pensaríamos menos.
Porque después, no hay después. Y esos besos capaz no los puedas dar. Eso que querías decir capaz se vaya con vos. Esos abrazos se quedan guardados esperando el momento, cuando en realidad el momento es ese instante que lo sentiste. Muchas veces no hay un después y no hay nada peor que quedarse con las ganas de haber dicho y hecho algo habiendo podido.

CRE

2 comentarios sobre “Después no hay después.

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo.
    Mi madre siempre decía “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy” recuerdo siempre esa frase y realmente tenía razón.
    No sabemos si habrá un después.
    Así que ahora te digo: ¡Bravo!
    Un abrazo. 🌹

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: