La tregua

Hagamos una tregua donde hoy vos no seas tan vos, donde yo no sea tan yo. Hagamos una tregua, solo por hoy, donde seamos uno. Solo por hoy echemos a patadas los miedos, que las excusas no nos encuentren (o que nosotros no las encontremos a ellas, solo por hoy). Solo por hoy encontrémonos con muchas ganas de amar. (Si lo hiciéramos todos los días ya tendríamos el resultado), aunque la realidad suele ser un poco más perversa. Pero, hagamos una tregua solo por hoy. CRE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: