De malditas costumbres y otras adicciones.

Tenemos la maldita costumbre de no decir lo que pensamos la mayor parte del tiempo. Por que? Porque tenemos la maldita costumbre de reprimir lo que sentimos, lo que pensamos, hasta lo que necesitamos, por miedo de lastimar al otro, de lo que puedan pensar y decirnos. Tenemos la maldita costumbre de muchas veces posponernosSigue leyendo “De malditas costumbres y otras adicciones.”