Como escurre el agua

Llegaste sin avisar, y poco a poco, sin darme cuenta empezaste a entrar, a escurrirte en mi vida como se escurre el agua cuando cae, regando en mí, flores marchitas.

Llegaste y conmigo te quedaste, apostando al no saber, pero sabiendo que las flores echaban raíces otra vez.

Llegaste rápido, sin prisa y sin miedo, sin miras de querer huir.

Llegaste para hacerme ver que no todo esta perdido y que tal vez vuelva a florecer mi jardín.

Autor/a: Camila Ruiz Echegaray

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: